Alta infidelidad, de Rosa Beltran: reseña

Alta infidelidad, portada en Alfagura

“¿Habrá que creer que la pasión opera en nuestro favor a pesar nuestro? ”, pregunta Marcela en un estudio que realiza sobre mujeres ilustres, en ese momento se refiere a Tolstoi y sus parejas. En esa pregunta se resume la angustia que rodea a Julián durante la narración de Alta infidelidad. Sin esperarlo, llega a un momento en su vida donde no sabe explicar ¿qué lo convirtió en el objeto de deseo de tres mujeres tan distintas?

Alta infidelidad, portada en Alfagura

Esta novela fue escrita por una mujer, sin intenciones de relatar lo que ocurre con un ser ideal, admirable o despreciable.

Julián, lejos de mantener el control de la situación, se enfrenta a una serie de circunstancias donde el único guía del azar son los celos. Sin ese vínculo empático que permite mantenerla calma a un colega de género, Rosa Beltrán consigue una trama en la que el protagonista se mantiene en una constante incertidumbre sobre lo que podrá pasar con el y sus amantes. La poligamia es uno de los temas más insistentes en la literatura, y este es el motivo que desata la narración de Alta Infidelidad. Existe una gran cantidad de relatos en que un personaje mantiene relaciones simultaneas con y sin conflicto interno. Lo que hace Rosa Beltrán en esta novela es contar la historia de Julián, un hombre que después de una vida poco envidiable como profesor de filosofía se ve envuelto en un triángulo amoroso que multiplica rápidamente sus vértices. No se trata en este caso de un Don Juan que, ya sea por azar o por iniciativa propia, va seduciendo mujeres progresivamente: Julián no es más que un hombre que sin esperarlo se encuentra inmerso en tres relaciones al mismo tiempo. Lo que vuelve interesante este relato es el seguimiento que el narrador hace de las acciones de los personajes, centrándose en Julián pero remarcando la personalidad de sus mujeres, todas distintas y con diferentes pasiones. Marcela escribe un estudio sobre mujeres ilustres. El motivo de su trabajo es resaltar la importancia del género femenino para la historia: apoyando a los hombres memorables. Sin embargo, al conocer a Julián se convierte, sin darse cuenta, en un objeto de deseo que se acerca cada vez más al momento de ser desechado. La mujer independiente que aparece al principio de Alta infidelidad se va convirtiendo con el paso de las páginas en un ser dependiente de la atención de Julián.

Alta infidelidad, argumento

Silvina es una mujer que sólo necesita dos cosas: descendencia y un hombre para compartir su éxito profesional. Ella conocía a Julián antes que el se relacionara con Marcela, sin embargo, no es hasta que sabe que él tiene una relación con una mujer menor que comienza a verlo como un hombre atrayente. Silvina tolera no ser el centro del universo de Julián y aún así busca insistentemente la forma de conseguirlo. Sabine es joven, atractiva e inteligente.
Por alguna razón inexplicable parece interesada en Julián, un hombre mucho mayor y que no tiene nada que ofrecerle, sólo un cuerpo para experimentar con sus “medicamentos”. Es ella la única que puede dominar a Julián, sus ordenes son recibidas con resignación por el viejo profesor de filosofía. Julián depende de Sabine y la tranquilidad física que ella le ofrece. Julián, el hombre polígamo de esta historia, dista mucho de ser un galán o, en el mejor de los casos, un hombre de mundo. Después de una vida dedicada a la academia él se enfrenta a la crisis de los 50. La forma que encuentra para afrontarla es sumergirse en el universo femenino sin ninguna protección. Con un exceso de ingenuidad, él piensa que su vida mejora a cada momento. Nos encontramos con la historia de un hombre que busca salir de su realidad a través del engaño. Al principio saborea el éxito en la piel de cada una de sus mujeres pero eso dura poco. Conforme avanza la novela el hombre calculador, inteligente y capaz de explicarlo todo se pierde en un camino donde las únicas que conocen la salida son: Marcela, Silvina y Sabine, a quienes el piensa que controla mientras pierde la tranquilidad y la razón. Alta infidelidad se encuentra publicado por Alfaguara, 168 paginas

You Might Also Like

One Reply to “Alta infidelidad, de Rosa Beltran: reseña”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *